Estrategias

Estrategias para medición de tiempos y posición geográfica

Observaciones visuales

Estas páginas detallan algunas estrategias en la medición de tiempos en las ocultaciones por asteroides (OA), o por la Luna (OL). Elija la mas precisa a la cual tenga usted acceso, y “debe ser bien practicada” antes de cada evento. Cuando sea posible, incorpore un método alternativo. En el caso de OL, con buscar la estrella en cuestión una media hora antes de la predicción es suficiente. Si es una OA, es necesario buscar la estrella varias horas, o mejor días antes del evento -como para estar más que seguro que se trata de ella-. Un buscador o un binocular sirven muy bien para ir aproximándose a la zona del encuentro.

Las OL son difíciles de ver cuando la Luna está muy brillante, o si las estrellas del caso son débiles. Muchas veces las estrellas no son fáciles de ubicar cuando la Luna está en fase de casi Llena, por lo tanto se dan como referencia los “cuernos de la luna” para poder ser halladas. Una buena regla en las OA es monitorear la estrella por un tiempo de: dos minutos + 30 veces la duración de la predicción central, antes y después del tiempo medio de la ocultación. Por ejemplo, si la ocultación va a durar 10 segundos, observar al menos 7 minutos antes y después de la centralidad (10 seg. x 30= 300 seg. = 5 min. + 2 min. = 7 min.). Esto ayuda a chequear la presencia de posibles satélites del asteroide.

¿Cómo elegir los tiempos en las OA?

Empezar 25 minutos antes del horario, si es con el ejemplo anterior, subir el nivel de atención 7 minutos antes, y prestar mucha atención 2 minutos antes. Terminar respetando los 2, 7 y 25 minutos, simétricamente. No es conveniente seguir visualmente una OA de una duración menor a los 7 segundos. De todas maneras no se descorazone, y vea todas las que pueda. Recuerde que las primeras OA seguramente serán infructuosas. Se ha calculado que estadísticamente que para un solo observador, que no se desplaza, 1 de cada diez ocultaciones serán visibles para él. Es una observación que requiere de mucha paciencia. En cambio las OL las hay varias por noche. En este caso sólo se considerarán los métodos visuales.

El mejor método visual:

Es el de utilizar un grabador de audio para grabar su voz y la señal de radio con la hora oficial (ver mas abajo) en el lugar donde se realizara la observación. Diga una frase bien corta cuando la estrella se oculta o reaparece (por ej. “ya” y “top” en expresión bien comprimida, practique esto). Trate de mantener el grabador funcionando a una velocidad constante.

Constatar si el grabador en uso no sea de los llamados “activado por voz” o del tipo periodista, ya que solo graban cuando hay un sonido presente; de ser de este tipo se malograría entonces la medición. Si funciona con baterías, instale unas “nuevas” por favor. Si es a cinta, utilice un cassette “nuevo”. Practique varias veces antes del evento.

Método alternativo 1   Es igual que el anterior, con la diferencia de que a veces no es posible grabar en el mismo momento el sonido de la hora en el lugar de medición. De esa manera se graba la hora oficial (ver mas abajo) al comienzo de la grabación, luego se hace la medición del evento, y al retornar, sin apagar el grabador, se vuelve a grabar la hora oficial. Queda la hora registrada al comienzo de la grabación, luego la observación con los “Top” y finalmente continuamos con la señal horaria.

Método alternativo 2   Si uno no tiene un grabador, utilice dos cronómetros.  Accione el primer cronómetro cuando la estrella disminuye su brillo. Dispare el segundo cuando la estrella vuelve a brillar nuevamente.  Escuche la hora oficial (ver mas abajo), y pare los dos cronómetros en torno de los 10 segundos después del comienzo de un minuto. Tome nota del horario en que detuvieron los dos cronómetros. Usted puede ahora calcular el tiempo de comienzo y fin del evento restando de la hora oficial los tiempos marcados por los cronómetros. Si no tiene dos cronómetros, existen algunos que tienen la opción de “Split”, esto significa, que con el mismo cronómetro pueden tomarse dos tiempos diferentes. Arranque el cronometro cuando comienza el evento, luego presione el botón “split” al final del evento. Anote el tiempo “split” (es la duración del evento). Luego pare el cronómetro con la hora oficial, como lo indica el método anterior. Si utiliza un cronometro con tiempo “split”, practique bien los tiempos, ya que cuando viene el evento real, uno suele equivocarse con los botones del cronómetro, perdiendo esa valiosa información. Podría tomarse la hora oficial antes del evento, para luego sumar la diferencia a la hora oficial, pero es menos recomendable ya que a veces la estrella parece desaparecer, dando una falsa alarma, y si uno ya presiono el cronometro, se pierde la hora oficial, siendo necesario comenzar todo de nuevo.

Método alternativo 3   Si usted no tiene acceso a la hora oficial (ver mas abajo) en el lugar de observación, trate de poner su reloj en concordancia con la hora oficial antes de salir al lugar de observación. Luego siga el método alternativo 2, pero en vez de usar la hora oficial, use la hora de su reloj, parando el/los cronometro/s cuando su reloj marque cero segundos del un minuto. Sería bueno controlar su reloj por lo menos durante 24 horas, para ver como difiere su marcha con la Hora Oficial. Hay relojes que siguen perfectamente las 24 horas, pero hay otros que varían por segundos o décimas. Midiendo esa diferencia, puede corregirse posteriormente la medición.

Método mas fácil   Si usted no tiene manera de utilizar los métodos de arriba. Encuentre la estrella a ocultarse, y tome el tiempo de duración de la ocultación, anotando la hora aproximada en que ocurrió. Esto brinda igualmente datos útiles.  La hora oficial de cada país puede tener distintas formas de emisión. Normalmente existe una hora telefónica y una en onda corta.  El problema de la hora telefónica en algunos países es que se retransmite vía satélite. De modo que si desconocemos su modo de trasmisión y precisión la  diferencia de la hora transmitida con la real es de hasta un cuarto de segundo, lo que hace inapropiado su uso para las determinaciones visuales. Las más apropiada es la hora transmitida por onda corta, que en la mayoría de los países se emite en las frecuencias de 5, 10 y 15 megahertz.

Más simple todavía: Hoy tenemos la hora por Internet, los programas que actualizan los PC por medio de los relojes atómicos patrones distribuidos en todo el planeta.

Determinación geográfica:

Un punto importante es la determinación de la posición geográfica del lugar de la observación. Se requiere aproximadamente una precisión de 0,3 segundos de arco en latitud y longitud, lo que implica un buen manejo de un GPS o cartas topográficas (casi en desuso). Trabaje sobre cartas topográficas si las posee, de 7,5×7,5 minutos (escala 1:24.000) midiendo con una regla (mínimo 1 mm. de precisión). Si utiliza una carta de escala 1:50.000 necesita ser muy cuidadoso en las mediciones.  Este error en la posición significa conocerla con un error menor a los 15 metros. La determinación con GPS, requiere un equipo que pueda medir con ese error máximo, promediando al menos 6 posiciones. La altura sobre el nivel del mar debe tener también una precisión de 15 metros.

Más simple todavía: Otra gran variante actual es usar el mapa Google Earth o similar. Y esto nos resuelve el determinar con gran detalle nuestro sitio fijo o circunstancial de la observación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s